A unos minutos de la localidad granadina de Zafarraya, mas en concreto junto a la zona recreativa de las Parideras se encuentra esta ferrata que dejará con la boca abierta a todos los que la visiten.

La Vía Ferrata está situada en el Tajo de la Miel, en el Área Recreativa de Las Parideras, es de fácil acceso rodado y cuenta con un recorrido de 550 metros, con tirolinas, puentes monocolgantes, péndulos y distintas travesías y vías de escalada deportiva repartidas en distintos sectores, para el disfrute de los amantes de la escalada. Además, en su trayecto se pueden admirar las pinturas sobre las piedras realizadas por el artista Jes Gamart, enmarcadas en la tendencia “Land Art”.

Características técnicas de la Vía Ferrata John Hogbin

 La Vía Ferrata tiene un recorrido de 550 metros con tirolinas, puentes colgantes, péndulos y dificultades variadas, abriendo así el abanico de utilización al mayor número posible de practicantes, noveles y ya iniciados, al tener numerosas opciones o posibilidades de utilizar los tramos existentes y combinarlos según su dificultad y poder adecuarlos a las posibilidades de cada uno de los practicantes. Existen cabeceras acondicionadas para rapeles a lo largo del recorrido menores de 20 metros.
El tramo norte tiene dos alternativas y unos 330 metros de recorrido

 El tramo 1 A comienza con una dificultad K3 que discurre por una hendidura lateral y deja en una vertical de unos 25 metros con una reunión para poder rapelar, y proseguir por una canal que conecta con la segunda alternativa (al principio de la canal a la izquierda existe un escape).

 El tramo 1 B tiene una dificultad K4, una vertical de 90º con un pequeño extra plomo y un paso con agarres naturales hasta llegar a unir con el anterior tramo. En este punto continua la vía con una dificultad de K3 hasta llegar a la primera tirolina de 50 metros, (aquí se conecta con el sendero de retorno) que llega hasta la base de una segunda pared vertical encajonada en una fractura para alcanzar una segunda tirolina de 45 metros (aquí existe un escape a izquierda que comunica con el tramo sur) que devuelve a la pared principal para seguidamente presentar otra pequeña tirolina de 17 metros en descenso.

 En este punto existe la opción de retorno o de afrontar el último tramo de dificultad K4, consistente en una escala de 8 metros seguida de un extra plomo para llegar a la plataforma del péndulo oscilante. Desde aquí la alternativa será cruzarlo y bajar rapelando y retornar por este camino o seguir hasta la cumbre de la Ferrata.

 El tramo sur tiene unos 220 metros de recorrido y tiene una dificultad combinada de K3 y K5 (dependiendo de la opción escogida).

Comienza con una escalera al cielo volada de 10 metros, que da acceso a un paso de mono cortito con agarres de cadena para descolgarse a brazo (K5), (tiene la opción de pasar en tirolina por la línea de vida preparada para ello K3) y después de un recorrido vertical por grapas se encuentra una repisa horizontal que acerca a un puente tibetano de unos 30 metros. Situados de nuevo en la pared central del complejo (aquí existe un escape), la vía prosigue en vertical con un pequeño extra plomo K4 para llegar a un puente mono. Desde aquí se puede continuar a la izquierda para comunicar con el tramo norte o proseguir a la derecha en subida hasta una pequeña cavidad que se atraviesa para hacer un péndulo y encarar el último tramo de subida hasta coronar la cima de la Ferrata.
DATOS BÁSICOS

Recorrido total: 550 m.
Desnivel total: 175 m.
Números de tramos: 32
Tiempo estimado: 3,5 h
Nivel de dificultad: K3 a K5